lunnar...

Planeando sobre nuevas estructuras, buscando un reencuentro con motivos pasados, con estigmas pendientes por olvidar, sin más pretensiones que conquistar tus maravillosos defectos, para vivir luego dentro de tu espacio lunnar...

[...] entonces el cuerpo gira y gira hasta romperse, se desgarra, se quiebra e impulsa intensificando los sabores, expuesto a su máxima expresión éste ha perdido ya todo su valor, ya no tiene las mismas formas y peso, no reacciona igual, no obedece, sólo reconstruye y recrea ante el silencio. Cierras los ojos para ver mejor, para perfeccionar la realidad, para suponer una nueva, porque ya no es tan importante lo que ves sino como lo sientes...

1 comentario:

Nacho Zamora dijo...

Que flipe de dibujos tío, eres la bomba.
Espero que estéis todos bien.
Un abrazo, Nacho.